jueves, 2 de febrero de 2017

El laberinto de espejos

Cogió cuidadosamente las partes de madera que lo sujetaban. Se alzaba la cortina, todos expectantes y su personaje preparado.

Los hilos se movían de un lado a otro, cruzando entre los otros actores sin mucho sentido.
El titiritero se parecía bastante a su marioneta, su propio muñeco, el personaje del gran teatro. Aunque sus facciones eran muy similares, cambiaba la manera de andar, de sentarse, de hablar, de actuar...incluso de reír. De mirar el mundo.

Lo observaba desde su puesto, con una mirada en el exterior y otra en la vida real, ya que el muñeco obviamente no lo reconocía como suyo.
Se lo habían dado, como quien regala un par de gemelos para la camisa en una celebración, aquellos que seguramente no nos gustaban ni nunca nos pondríamos.

martes, 17 de enero de 2017

Schopenhauer...o cómo deprimirse en un párrafo

Me declaro oficialmente perdida, pero como muchos otros.
Señores "realistas". Es hora de que admitamos lo que somos, pesimistas y punto.
Pero ¿Cómo no serlo en la posición en la que nos encontramos?
Tres meses para decidir en que gastar (demasiado) dinero, con el objetivo de encontrar una labor en el futuro. O no.

Llevo quince años siguiendo una línea recta. Una línea en la que debía estudiar lo que tenía delante. Algunas veces con agrado y otras no tanto.
De repente, me encuentro al final de la línea, o al final del precipicio como diríamos los pesimistas.

Muchos ansían acabar segundo, ese año "terrorífico" en el que se supone que los alumnos no salen de sus casas.

sábado, 22 de octubre de 2016

Pinceladas olvidadas

Sola frente al lienzo
queriendo plasmarme
sin saber el comienzo


Pido a las hojas de otoño
a la lluvia de abril
y al recuerdo de antaño

Que me dejen recordar
el color de mis sueños
aquella felicidad
esos anhelos

Pero la lluvia borró
aquella pintura
mi alma enterró
dibujó la suya

Y miré con esmero
Busqué recuperarla
pero en el lienzo
ya no quedaba


Atormenta mi cielo

Miro al cielo,
me acaricia su calor,
despejado está hoy
debería ser consuelo

Pero ni yo sé
porqué y a que espero
mirando todavía al cielo

La varilla se adelanta
y entonces sucede
las nubes cantan
mi rostro humedece


Y hace frío
y se oye un trueno
y sé que llueve
y sé que quiero


Tormenta que arrastra,
consume y luego marcha
la que hace vibrar
mi cielo y alma

Como nunca lo hicieron
con aquel sol radiante
cálido y seguro
poco apasionante



martes, 26 de julio de 2016

Lo que quiero

Decirte con una mirada
silenciarte con un beso
saciarte de mi alma
matarte de deseo


Cometa

Cometa entre estrellas que vuela 
a solas en las tinieblas 
se despide aunque duela 
y comienza en la odisea


Un viaje largo le espera
hasta disolverse cual arena 
y aún  en el último instante,
con la soledad se queda.

Lejos

Gotas de lluvia
que surcan cristales
algunas van solas
otras a pares


Contra el frío cristal
sin apenas consuelo
esperando si viene
su fiel compañero


Hasta evaporarse sola 
pensando en que habría sido
en aquel octubre 
de no haber caído